Toledo Patrimonio de la Humanidad
Toledo Patrimonio de la Humanidad

RESTAURANTE ALMA DE TOLEDO SÁBADO 7 DE MAYO A LAS 17:00

Hasta aquí, a lo largo de casi mil años, vinieron reyes godos, árabes y cristianos, grupos místicos, templarios, nazis de la Ahnenerbe y muchos otros grupos, de origen desconocido, buscándola. Y se sigue buscando..ENTREVISTA A JOSE IGNACIO CARMONA SANCHEZ
¿Quieres conocer los Secretos de la Masonería? - Que está pasando con el Petróleo
Una nueva entrega de El círculo de Hermes, en la que Jesús Pertierra y sus colaboradores nos hablarán de cosas tan interesantes como la Mesa de Salomón y Toledo (de la mano de José Ignacio Carmona Sánchez, autor del libro Santa María de Melque y la Mesa d
PULSAR LA IMAGEN PARA ADQUIRIR EL LIBRO Y AMPLIAR INFORMACION

CALENDARIO DE PRESENTACIONES:

 

1º --- 2 mayo COLEGO DE INGENIEROS DE MURCIA a las 19:00h EN COLABORACIÓN CON el  programa de radio " El ultimo peldaño "-Onda Regional de Murcia-

 

2º --- 10 mayo ciudad de León. Encuentro con los clubes de lectura en el marco de la Feria del Libro.

 

3º---  21 mayo ..a las 20:00 en la GLE (Gran Logia de España ). Calle Juan Ramon Jimenez 6 bajo...abierto al publico hasta completar aforo.

 

4º --- 1 de junio en Toledo....en el marco de un congreso nacional sobre la ESPAÑA MAGICA..

PULSAD LA IMAGEN PARA OIR AL AUTOR EN RADIO SEFARAD HABLANDO SOBRE LA MESA DE SALOMON

ALGUNOS ENIGMAS LIGADOS AL ORIGEN INCIERTO DE LOS JUDIOS Y LA FIGURA DE MOISES 

 

El biblista alemán Martin Noth sostuvo que las informaciones sobre los primeros tiempos de la existencia de Israel (los relatos de los Patriarcas, el Éxodo y las andanzas por el Sinaí) no fueron compuestas en origen como una epopeya única, sino que eran tradiciones distintas de tribus particulares reunidas en una narración conjunta al servicio de la causa de la unificación política de la población israelí, dispersa y heterogénea. Una cosa es cierta, la situación básica descrita

en la epopeya del Éxodo sobre un grupo de inmigrantes que llegan a Egipto desde Canaán y se asientan en la región fronteriza oriental del delta, está abundantemente verificada por hallazgos arqueológicos y textos históricos. En tiempos de hambruna, tanto los pastores como los agricultores de Canaán marchaban a Egipto para instalarse al este del delta y disfrutar de su fertilidad.

 

Los arqueólogos Israel Finkelstein y Neil Asher Silberman nos remiten a las famosas pinturas de Beni Hasan en Egipto Medio, fechadas en el siglo IX a. de C., en donde se representa a un grupo de tras jordanos que baja a Egipto con animales y bienes. Otros cananeos pudieron ser llevados por los ejércitos del faraón como prisioneros de guerra tomados en campañas de castigo contra las ciudades estado rebelde de Canaán. Algunos fueron colocados como esclavos para cultivar las tierras de las fincas de propiedad de los templos, pero otros lograron ascender en la escala social y acabaron siendo funcionarios del gobierno, soldados e incluso sacerdotes.  

¿Pero que sabemos a ciencia cierta sobre aquellos sucesos narrados y comentados a partir de fuentes bíblicas?  

Tradicionalmente se nos cuenta cómo los hebreos salieron de la región de Caldea y fueron conducidos por Abraham para tomar posesión en las tierras de Canaán (Palestina). Sin embargo, Moreau de Jonnes habla de cómo de la alianza de colonos egipcios y libios con la raza blanca indígena bajo la tutela de sacerdotes de Amón surge una nueva raza etíope y semítica. Flavio Josefo y Tácito defienden el origen etíope de los hebreos. Josefo y Tácito hablan de una Etiopía asiática dividida en dos regiones; los judíos formarían parte de una confederación de tribus de origen libio que ocuparían la zona septentrional del Cáucaso y serían llamados etíopes occidentales.

 

Los historiadores hebreos hermanos Roger y Messod Sabbat, hacen mención a un pueblo que emigró desde Egipto a Asia Menor, los yahuds (adoradores del faraón), un grupo proscrito que seguía practicando el culto monoteísta en tiempos del faraón Ay y que partió al éxodo para fundar el nuevo reino de Yahuda . Según estos autores, los hebreos serian seguidores monoteístas del faraón Akenatón, el faraón que inició el primer culto monoteísta, y al que incluso llegan a identificar con Abraham . 

 

Habría que situarse en el Egipto politeísta de Amenofis IV (1364- 1347 a. de C.). De repente, este rey contemplativo tras un encuentro con un disco solar 13 rompe con el panteón milenario de dioses egipcio. Amenofis revoluciona el lenguaje, el arte y la teología de la noche a la mañana, adopta un nuevo nombre Akenatón (el servidor de Atón) y traslada la capital desde Tebas a la ciudad que lleva su nombre.

 

El clero de Amón, siempre al acecho, junto con generales como Horemheb, se confabulan para derrocarlo, como así sucede. Akenatón finalmente es derrocado por la casta sacerdotal . A Akenatón le sucede su yerno Smenker, al que remplazaría en el trono Tutankamón, «el faraón niño>>. Cuando el faraón Ay sucede a Tutankamón, que reinó del 1370 al 1352 a. de C., decide expulsar del país a los seguidores de Akenatón hacia Canaán. Estos parten, según los hermanos Sabbat, siguiendo al general egipcio Mose (Ramesu), que después de convertiría en Ramsés I, quien inicia la dinastía XIX.

 

Esta tesis de los hermanos Sabbat coincide en parte con otras hipótesis que nos cuentan como los principales protagonistas de la historia antigua de los hebreos pudieron haber sido miembros de una nueva dinastía de Egipto, y que frases como «la Casa de David» no aluden a un oscuro rey tribal, sino a una gran estirpe real.

 

Más allá de hipótesis y elucubraciones lo que claro a través de la figura de Moisés es la relación que se establece entre la primigenia cultura del pueblo egipcio con las Sagradas Escrituras, testimoniando el traspaso de aquella remota sabiduría hacia el mundo veterotestamentario. Del mismo modo, entre los humanistas como Cesare Ripa estuvo muy extendida la idea de que los manantiales de la sabiduría habían brotado inicialmente en el milenario Egipto, que de allí se haya propalado —y desmembrado, todo hay que decirlo— por el resto del mundo antiguo a través de escogidos mensajeros: 

Muchas son las voces críticas que defienden que Moisés pudo haber sido una invención creada por el sacerdocio judío, por eso, y al igual que con Salomón, hay que considerar a ambos personajes a partir de la tradición .Recordemos que Moisés es el Hosarsiph iniciado en los misterios egipcios. La cita del evangelista san Lucas en los Hechos de los Apóstoles (7, 20) es clara:

 

“En este momento nació Moisés, y fue agradable a Dios. Criado durante tres meses en casa de su padre, fue expuesto y la hija del Faraón lo recogió y lo crio como hijo propio. Moisés fue instruido en todo el saber de los egipcios y era poderoso en palabras y obras.”

 

Manetón asegura que los fugitivos de Egipto recibieron los estatutos y leyes, tanto sagradas como políticas, de un sacerdote de Heliópolis que primero se llamo Orsaif y luego se mudó en el nombre de Mosos.

 

Asociados a la figura de Moisés y los antecedentes del pueblo hebreo encontramos muchos enigmas. Moisés, como dice el filósofo judío André Neher 8, no es el único profeta de su tiempo. También es contemporáneo de Moisés el profeta madianita Balaam. En Madián, Moisés aprendió que más allá de los diez libros sagrados de la religión egipcia relacionados con la magia y la teúrgia, existieron civilizaciones predecesoras que transmitieron sus conocimientos del mismo modo que como lo recogieron los sacerdotes egipcios 7.

 

La hipótesis de los orígenes madianitas de la religión de Moisés podría incluir la de la adopción por parte de Moisés del término madianita de «levi» para el sacerdocio hebreo. Otros Investigadores establecen una relación entre «levi» y el término sacerdotal «laba», que se encuentra en los textos de El-Amarna.La raíz común sería «lb», el león, animal cuyo nombre bajo la forma «ary» se emplea igualmente en los textos de Ras-Shamra. 

 

Estas mismas voces defienden que el culto a Atón, instituido por Akenatón, sobrevivió en el grupo que viajó junto a Moisés. . Curiosamente el famoso Himno de Atón, datado en 1340 a. de C., es casi similar al Salmo 104 del Antiguo Testamento (585 a. de C.) invocado en el año de comienzo del exilio babilónico del pueblo judío.  

 

Bien es cierto que Alrededor del 930, Samaria experimento una fuerte influencia por parte de Egipto; en dicha época fueron escritos los Proverbios de Salomón.No es por tanto raro Constatar como numerosos párrafos y máximas de la Biblia han sido en origen préstamos directos o influencias claras de escritos egipcios, como , entre otros ,las Máximas de Ptahhotep, las Instrucciones a Merikare, las Censuras de un viejo sabio,las Palabras de Ankhu o las Máximas de Any y Amenemope, 

 

Para complicar el tema, existe una desconocida tradición que se sitúa en los tiempos del Éxodo. El registro de esta tradición se encuentra en la obra de Nennius, un monje galés de finales del siglo VIII que, a su vez, recoge otra obra perdida del abad de Bangor County Down de finales del siglo VI. Esta información, cuya fuente más cercana en el tiempo es el Scotichonicon o «Crónica de los escoceses» (1440), trata de la primera historia de la tribu de los «Scoti», un pueblo irlandés que conquistó más tarde la mayor parte de Escocia. Estos Scoti descendían, según la crónica, de Egipto, eran emigrantes dirigidos por Scota, la hija del faraón Akenatón, y su marido el escita Gaythelos, quienes navegando siempre en dirección al oeste finalmente se establecieron en Irlanda.

 

 

 

Hay quienes elucubran con que la hija del faraón habría llevado a Escocia la silla de mármol del trono de su padre, que después se conoció como «Piedra del destino». Mucho tiempo después, la estirpe de los Sinclair, que procedía del enlace de Catherine Saint-Claire con Hugues de Payns, el fundador de los templarios, prosperarían en Escocia,siendo uno de sus descendientes el llamado Guillermo Sinclair, que sería armado caballero y nombrado «guardián de las reliquias sagradas ». El nombre del castillo de los Sinclair es conocido aún hoy en día con el nombre de Rosslyn.

De todo ello y de otros muchos enigmas históricos derivados de fuentes bíblicas y exegéticas, hablo en mi próximo libro, SANTA MARIA DE MELQUE Y EL TESORO DE SALOMON (Editorial Libros del Olivo) .

 

JOSE IGNACIO CARMONA SANCHEZ. Escritor, periodista FreeLancer y Editor. Maestro Mason de la logia Aleph147 experto en simbología. Presidente de Tarbut Sefarad Polan (Toledo) y de PATRIMONIAE; Asociación para el fomento de la cultura sefardí.

 

 

 

 

 

 

 

 

José Ignacio Carmona, participó el pasado 13 de mayo en el programa "Los Misterios nos miran" junto con su nuevo libro, "Santa María Melque y el Tesoro del rey Salomón", un apasionante viaje por Toledo y sus interminables misterios.
PULSAR PARA ESCUCHAR MIENTRAS NAVEGA