Desde niño José Ignacio Carmona Sánchez, escritor, mostró inclinación por la cultura judía. Vocación que más tarde se convirtió en un proyecto vital, al identificar el escritor sus orígenes “anussim” (descendiente de judíos forzados a convertirse).

De  extracción humilde, sin ningún tipo de ayuda o recurso por parte de nadie , pero motivado por una inusitada fe en sí mismo, José Ignacio comenzó a promover múltiples iniciativas para poner en valor la cultura la cultura judeoespañola y crear las bases para que un centro de estudios internacional dedicado a la cultura judía  tuviera su sede en Toledo: talleres, conferencias, encuentros con clubes de lectura, divulgación en medios locales y nacionales, desarrollo de proyectos culturales, turísticos y  empresariales.

 

Estas realizaciones, así como su preocupación por otros campos del conocimiento (simbolismo, masonería, esoterismo, filosofía de la Historia…) le han  convertido en figura de referencia  para  minorías muy versadas en aquellos campos crípticos del conocimiento. Iñaki (así le llaman sus amigos) ha gozado de una significativa  repercusión mediática, y ha generado una masa crítica terminando por ser  apoyado a título personal  por algunos destacados líderes  de la Comunidad judía, de la cultura contemporánea, de la masonería internacional, círculos de empresarios concienciados etc.

 

Cabe destacar  dentro de su trayectoria el lanzamiento de  su último  libro: “Toledo: judíos, curiosidades, mitos y encantarías“ (Editorial Dauro), que cumplió su objetivo como herramienta de afirmación de la cultura sefardí  en singular relación con la ciudad natal del propio autor: Toledo. El libro fue presentado en el Palacio de Fuensalida, sede del presidente regional  de Castilla La Mancha Excmo. Sr. D. Emiliano García-Page, quién condujo el acto acompañado de la Excma. Alcaldesa de la ciudad, Dª Milagros Tolón, en presencia de numerosas autoridades, medios e Instituciones.

En su particular "sueño de Sefarad", así como resultado de sus muchas otras actividades emprendedoras, han posicionado a José Ignacio Carmona Sánchez como un claro exponente de lo que él mismo llama: UNA NUEVA CULTURA CONECTIVA.

 

Vivimos en un mundo de la comunicación  que pasa por severas transformaciones. La comunicación actual, caracterizada por el dinamismo y la interactividad propia de la cultura de redes está enfocada a  la pronta interacción entre los distintos agentes dinamizadores.

Más allá de su papel como creador,divulgador o emprendedor, el escritor, aún sin pretenderlo, se ha convertido en "bisagra" entre estas  distintas aéreas de la actividad cultural, empresarial,  asociativa y por supuesto, mundo judío.  De modo que José Ignacio es mucho más que una referencia  ligada a la cultura judía, a la masonería, al simbolismo, o al estudio de la dinámica de la "Conciencia", Iñaki es un "nodo" al que frecuentemente acuden particulares , organismos  e instituciones  en busca de consejo,  orientación o puesta en valor de sus proyectos, convirtiéndole en un  "mediador" esencial  en el que pesan más los valores que las valoraciones , al objeto de  establecer sinergias para llegar más pronto a los objetivos.